28 de septiembre de 2011

No creo que exista el olvido, ni que debe existir. La vida se hace de escombros y de cenizas que siguen ardiendo

Fui imprudente. Me enamoré de quien no debí enamorarme, di de mí lo que no tendría que haber dado, esperé con paciencia que algo de todo aquello que tuvimos volviera pero en esta estación hace meses que estoy sola y, es de saber que nadie vendrá. Busqué, esperé, entregué. Buscandote me perdí, esperandote me he quedado sola y entragando tanto de mí, sólo conseguí quedar más vacía de lo que estaba antes de conocerte.
El dolor...bueno, como duele el dolor. Ya no voy a buscarte, te has alejado demasiado de mí y no puedes decirme que no lo intenté, que no fui perseverante. Que deje de buscarte no significa que algún día deje de quererte. Ni tampoco significa que vuelvas y eso, saber eso, me duele más que nada.

Extraño todo de vos y no puedo manejar estas ganas de querer irme lejos de todo con tal de no tener que pensar en vos. Ya nada te saca de mi cabeza. Y decir que vos nunca pensas en mi, que injusto se vuelve querer a alguien.
Quisiera decirte algo como... "No se que nos depare el tiempo, supongo que iremos a encontrarnos, en algún momento, de alguna forma. Tengo la convicción de que es así y me creo lo suficientemente emprendedora para saber que si no llega, lo buscaré. El amor no es una tontería, si amas a alguien, tenes que luchar aunque te duelan las heridas, te pesen las peleas y el resentimiento. Yo se que si me trataste mal, no fue porque realmente me odias o algo por el estilo. Se que me amas y que tus palabras no fueron sentidas, que fue el enojo que nos hace decir cosas que no queremos decir. Hirientes nos volvemos cuando en verdad, deberiamos entender que amarnos es más fácil que remar contra la corriente, intentando ver como hacer para lastimarnos. No, yo quiero que nos cuidemos, que me cuides y cuidarte. Quiero que esto funcione, porque juntos vencemos al mundo pero separados somos solo dos personas perdidas en el mundo. No me dejes esta noche, no me dejes que la oscuridad parece consumir todo a su paso. No dejes que lo nuestro muera. No así. No hoy. " pero no...Otra vez, termino siendo quien se queda esperando hasta tarde que llames, esperando que al menos mandes una señal de vida que te traiga a casa de regreso. Me repito que esto no puede volver a suceder pero acá estamos, en el mismo sitio cometiendo los mismos tontos errores. En un punto parece que no nos valoramos, que ya no tiene sentido seguir construyendo sobre las cenizas de lo que un día parecía felicidad. Justo cuando pensé que esto se estaba tornando en algo serio e importante en mi vida, despierto y todo resulta ser un sueño. Un tipo de esperanza que se desvanece cuando comienzas a sentirla real. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.